jueves, 8 de febrero de 2018

¿SON REALES LOS FENÓMENOS PARANORMALES?




¿Son reales los fenómenos paranormales?


“´¿Cómo puedo saber si esto que me ha pasado es real o solo lo imaginé?”, nos preguntan muchas personas continuamente. Y es que en todas partes del mundo somos muchos los que queremos entender por qué tenemos experiencias que nuestra religión o la ciencia no aceptan. Sentimos miedo y buscamos más allá de las fuentes “oficiales” que no nos ofrecen respuestas para esas experiencias fuera de lo común que vivimos y que la parapsicología llama paranormales.  Por otro lado, es de agradecer que el cine se ha encargado de ser el portavoz de nuestra curiosidad por lo desconocido.
Por definición los fenómenos paranormales son algo misterioso que no siempre tiene una explicación científica. Pero sabemos que son reales porque sobran los testimonios personales. Por siglos la Humanidad ha contado sus experiencias con sucesos sobrenaturales o milagrosos a través de obras de arte, historias y el folklore. Y hoy, con todos los avances científicos del siglo 21, seguimos sin entenderlos.  No obstante, basta con que formen parte de las experiencias humanas para que merezcan ser investigados.
Uno de los obstáculos para investigarlas siguiendo el rigor del método científico es precisamente porque no siempre se pueden repetir en un laboratorio las experiencias que las personas relatan.  Y esta falta de evidencia científica se debe a la naturaleza de los propios fenómenos.  Todavía no podemos repetir en el ambiente controlado de un laboratorio los avistamientos de OVNIs, los contactos con extraterrestres, las apariciones de fantasmas, la comunicación con los espíritus, las experiencias cercanas a la muerte, las proyecciones astrales y tantas más. Existen testimonios, información y evidencia, pero todavía no hemos desarrollado las herramientas necesarias para examinarlas a fondo.
Ni la fe ni las creencias religiosas deben intervenir en la exploración de un evento paranormal. ¿Por qué? Porque la creencia implica la aceptación de un hecho por fe.  Cuando aceptamos algo por fe ya no lo cuestionamos. Y la duda es muy necesaria. Ese “granito de sal” de la duda razonable o del escepticismo sano es imprescindible en toda investigación humana o espiritual.
Los fenómenos paranormales son reales porque esta vida sigue siendo un misterio para los humanos.  Y la ciencia que hemos desarrollado todavía es muy joven. La ciencia no tiene todas las respuestas para explicar lo que queremos saber: ¿Por qué estamos aquí? ¿Qué es la mente? ¿Dónde reside nuestra conciencia que viaja a donde queramos? ¿Cómo podemos imaginar lo que no hemos visto o vivido? ¿Por qué conocemos asuntos que nadie nos ha enseñado? ¿De dónde vienen las ideas que generan los inventos? Son muchas las preguntas y muy pocas las respuestas...todavía.
La exploración de los fenómenos paranormales es una asignación fascinante y contamos con bastante documentación seria al alcance de todos.  Es un viaje que abre la mente y es un ejercicio necesario si queremos conocer la verdadera razón de nuestra existencia en este planeta. ¡Y cada día nos acercamos un poco más!


No hay comentarios:

Publicar un comentario